5 señales que indican que tenés que revisar tus frenos.

Es de suma importancia llevar un control sobre el mantenimiento de nuestro auto, saber qué sistemas requieren de revisión y cambio de refacciones periódicas, además poder identificar ruidos raros, vibración del auto o falta de algún líquido, entre otros.

Entre los sistemas más importantes de nuestro auto se encuentra el de frenos, que es el encargado de detener el auto ante la amenaza de chocar contra algún objeto al momento de pisar el pedal de freno.

Los autos cuentan con dos tipos de frenos, el primero se trata de un pedal localizado junto al acelerador en el caso de los autos automáticos o del clutch para los autos de transmisión manual, y el segundo es el freno de emergencia, el freno de mano que es una palanca localizada del lado derecho del conductor a la altura del asiento. Para evitarlo a continuación te damos 5 señales que te indican que debes revisarlos:

1. Pastillas delgadas:

Las pastillas son una parte esencial del sistema de frenos (en su momento te comentamos sobre sus diferentes tipos) ya que son las que tienen contacto directo con el disco. No obstante con el uso se desgastan y ello puede ocasionar que no funcionen adecuadamente o hasta dañar el disco.
Para prevenir lo anterior debés revisar el grosor de las mismas. Por regla general si tienen al menos un cuarto de pulgada están todavía en buenas condiciones, si están más delgadas lo recomendable es cambiarlas a la brevedad.

2. Si escuchás ruidos raros:

Si al pisar el pedal de freno se escuchan ruidos raros como un chillido o roce, es momento de hacer una revisión a los frenos.
El sonido de roce puede provenir de la fricción de la pastilla con el disco y es un fuerte indicador que la pastilla se acabó y que incluso los calipers pueden estar rozando con el rotor.
El sistema de frenos suele tener un sensor de desgaste que nos avisa mediante una luz en el panel de instrumentos.

3. Si el auto tira hacia un lado:

Si al frenar tu auto “intenta” girar por si sólo a la derecha o la izquierda, quiere decir que tu auto tiene un problema en los frenos.
El tironeo puede ser causado por un caliper trabado, haciendo que en una rueda se genere fricción y en las otras no.
Otra de las causas puede ser una manguera de frenos rota o dañada, con ello existe menor presión en el fluído y ocasionaría que los calipers se muevan de manera despareja al momento al aplicar la fuerza a los frenos. Lo mismo pasaría si una pastilla está más desgastada que la otra.
Hay que aclarar que si el auto tironéa, no precisamente puede ser un problema en los frenos, el conflicto puede estar también en unas cubiertas deterioradas o mal infladas, una mala alineación en las mismas o una falla en la suspensión.

4. Vibración al frenar:

Generalmente, si al frenar sentís que vibra el pedal, quiere decir que los discos están dañados. Al estar dispareja la superficie del disco las pastillas no empalman bien y al momento de hacer presión se genera un salto que es el que percibís en tu pie.
Los rotores suelen dañarse si fueron usados excesivamente por un periodo largo. Esto sucede por la fricción desmedida por frenar en una bajada o frecuentemente si tu vehículo viene muy cargado, o por remolcar algún vehículo.
Hay que aclarar que no debés confundir la vibración que se genera si el sistema de frenos tiene ABS, éste es muy diferente y sólo surge cuando llegás a bloquear las ruedas.

5. Un pedal flojo o duro:

Si al pisar el pedal de freno notás que tiene mucho juego, está flojo, o en pocas palabras se hunde, es indicio de que tienes un problema en el sistema de frenos. Puede ser que las pastillas estén desgastadas, tal vez el sistema hidráulico no funciona porque haya aire en las líneas o tenga alguna fuga del líquido de frenos.
Por otro lado si el pisar el pedal estás duro o con un ligero roce del mismo el auto frena exageradamente, quizá sea indicador de que el disco está en parte dañado, que el líquido de frenos esté sucio o contaminado por humedad.
En cualquiera de los casos antes mencionados lo mejor es acudir con tu mecánico para que le dé una revisión y en su caso hacer la reparación que convenga.

Preguntas frecuentes

¿Con qué frecuencia debo revisar el sistema de frenos?
Los fabricantes recomiendan el cambio cada 12 meses.

¿Por qué el pedal de mi freno está muy bajo?
Tal vez haya aire o fuga en el sistema hidráulico o bien las pastillas están fuera de ajuste.

¿Por qué se prende el foco del ABS?
Pudiera ser que las zapatas están desgastadas, haya bajo nivel de líquido de frenos o rodamientos de la rueda desgastados.

¿Por qué se escucha un chillido cuando piso el freno?
Pudiera ser alguno de estos casos; zapatas desgastadas o equivocadas, acabado inapropiado del disco, falta de lubricación, piezas de metal desgastadas o resortes de frenos fatigados.

¿Con qué frecuencia debo reemplazar el líquido de freno de mi auto?
Se recomienda cada dos años o 24,000 kilómetros, ya que éste absorbe humedad de la atmósfera y baja el punto de ebullición del líquido de freno.

Cuando el líquido de freno hierve, se convierte en un vapor, causando que el pedal del freno caiga hasta el piso, por lo que es indispensable cambiar el líquido de freno regularmente.